COLORES DE OTOÑO EN PRIMAVERA (PARTE VI)

OTONO-34Con paso lento y sin saber hacia dónde ir, Eduardo caminaba con la tristeza aprisionada dentro de su pecho.  Sus pensamientos no coordinaban sus pasos ya que el sabía que no podía pedirle ayuda a ninguno de sus amigos.  Sin embargo, su cerebro instintivamente comenzó a guiarlo hacia la casa de Susana.  El camino era largo y las sombras de la noche comenzaron a aparecer por todos lados.  Eduardo camino por cuatro horas hasta que sin darse cuenta estaba parado frente a la puerta de la casa de Susana.  Quería tocar y pedir que le permitieran entrar, pero no se atrevió a hacerlo.  Eduardo tenía miedo al rechazo por parte de Susana.  También se sentía avergonzado por no tener nada que ofrecer.  Sintiendo pena por si mismo, se dejó abatir por el sentimiento de impotencia que había arrastrado entre sus pies, desde que salió de la casa de sus padres como una pesada carga.  Sintiendo que no tenía esperanza alguna de obtener la aprobación de sus padres para casarse con Ana, lentamente se fue deslizando sobre su espalda repesado en la puerta hasta quedarse dormido sobre el suelo abrazado a su mochila escolar.

Continue reading “COLORES DE OTOÑO EN PRIMAVERA (PARTE VI)”

COLORES DE OTOÑO EN PRIMAVERA (PARTE III)

OTONO-19Ana creció siendo el centro del universo en la vida de Susana.  La niñez de Ana estuvo llena de diversión y amor.  Susana se entregó por completo al cuidado de su nieta, proveyéndole todo lo que Ana necesitaba o deseaba, de tal forma que Ana desarrollo un carácter fuerte y en algunas ocasiones intransigente.  Pero con un espíritu dulcemente alegre y un corazón benevolente.

Continue reading “COLORES DE OTOÑO EN PRIMAVERA (PARTE III)”

COLORES DE OTONO EN PRIMAVERA (PARTE II)

OTONO-11Con el rostro pálido, las piernas temblando y sujetando firmemente la silla de bebe, se encontraba Susana frente a las puertas del hospital cuando su amiga Irene llego a buscarla para llevarla de regreso a su apartamento. La trágica noticia del desplome del trencito estaba resonando en todos los medios de comunicación, mientras en el corazón de Susana retumbaba como una explosión de angustia y miedo por lo que le hubiera podido ocurrir a su familia.

Tratando de calmar la visible preocupación de Susana, Irene le hablo con voz apacible, “No te angusties anticipadamente.  Iremos al lugar del accidente. Tú te quedaras esperando en el carro, mientras yo busco a tu familia.  Ya verás que ellos están bien, las noticias siempre exageran los acontecimientos.”

Continue reading “COLORES DE OTONO EN PRIMAVERA (PARTE II)”

LA ALONDRA DE ORIENTE. ( XVI – Final)

LARK-09El viento frio de la mañana se movía suavemente en todas direcciones abrazando el cuerpo de alondra, que se estremecía al sentir el contacto del viento con su piel, provocándole escalofríos.  El canto de los pájaros se escuchaba en el ambiente y los primeros rayos del sol golpearon el rostro de Alondra lastimando sus ojos cerrados; obligándola a abrir sus parpados adormecidos entre pequeñas gotitas de agua salada que aún permanecían entre sus ojos después de haber derramado muchas lágrimas.

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. ( XVI – Final)”

LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte XII)

Después de escuchar lo que Alondra dijo, Manuel se puso de pie, agarro su sombrero y se fue de la casa.  Hilda se aproximó hacia Alondra y la abrazo preguntándole, “¿Que dice Saul acerca de tu embarazo?”

Con la voz temblando por el nerviosismo que sentía, Alondra respondió pausadamente, “Esta feliz, quiere que nos casemos, quiere rentar una casa, quiere que nos vallamos a vivir cerca de sus padres. Yo no estoy de acuerdo con la casa que quiere rentar, porque está muy cerca de la casa del Sombrerón y ese lugar no me gusta.”

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte XII)”

LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte V)

La luz del nuevo día comenzó a brillar sobre Jutiapa, disipando sombras de confusión y dolor con la calidez del sol, que energéticamente comenzó su ascenso sobre el cielo jutiapaneco.  Los pájaros comenzaron a cantar en sus nidos.  Las flores a esparcir su olor.  El viento frio de la mañana a mover las ramas de los árboles y el gallo de la vecina a llenar el ambiente con su canto.   Parecía que la luz del sol envolvía todo la que tocaba; como invitando a cada persona que se estaba preparando para salir a trabajar a sentir la perfección del nuevo día en su corazón.

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte V)”

LAS GALLINAS DE PEPE IX (Parte Final)

Después de saltar a través de la ventana y caer sobre la cama antigua, la figura de yeso quebrada en pedazos que estaba allí se cayó al suelo y se terminó de quebrar totalmente. Rápidamente recogí los pedazos y se los lancé a los hermanos de Pepe que se habían convertidos en gallinas cuando ellos saltaron hacia adentro de la pequeña capilla.  Las gallinas cacareaban adoloridas al sentir los golpes de las piedras.  Entonces yo corrí hacia la salida y sujeté fuertemente una cortina de las que colgaban a un lado de las escaleras arrancándola de la pared. 

Continue reading “LAS GALLINAS DE PEPE IX (Parte Final)”

Blog at WordPress.com.

Up ↑