LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte XII)

Después de escuchar lo que Alondra dijo, Manuel se puso de pie, agarro su sombrero y se fue de la casa.  Hilda se aproximó hacia Alondra y la abrazo preguntándole, “¿Que dice Saul acerca de tu embarazo?”

Con la voz temblando por el nerviosismo que sentía, Alondra respondió pausadamente, “Esta feliz, quiere que nos casemos, quiere rentar una casa, quiere que nos vallamos a vivir cerca de sus padres. Yo no estoy de acuerdo con la casa que quiere rentar, porque está muy cerca de la casa del Sombrerón y ese lugar no me gusta.”

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte XII)”

AISLAMIENTO.

Sentir que el aire me falta, como me falta el tono de tu voz desata el miedo en mi interior.  La inquietud de haberte perdido tan repentinamente ha doblegado mis fuerzas, invadiendo mi pecho con dolor.  ¡No puedo respirar!  Porque mis lagrimas cierran mi garganta y ahogan mis sentidos enloquecidos por tu recuerdo.

Continue reading “AISLAMIENTO.”

LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte X)

             El viento soplaba muy fuerte, derribando objetos y haciendo rodar muchos sombreros que al caer al suelo dejaban ver los pelos alborotados de sus dueños.  Los hombres vestidos de vaqueros caminaban orgullosos de mostrar su mejor par de botas bien lustradas.  Las mujeres bien maquilladas, perfumadas y portando sus mejores vestidos de colores llamativos se contorneaban al caminar.  El ambiente estaba lleno de risas, coquetería, enamoramientos y mucha disposición para disfrutar de la feria.  A nadie le importaba que las láminas de los techos resonaran con estruendo cada vez que eran sacudidas por el viento.  De pronto la lluvia cayo de forma cruel sobre todo el pueblo de Jutiapa y las personas que estaban en el campo de la feria corrían en diferentes direcciones tratando de encontrar un lugar donde protegerse de la lluvia para no mojarse.

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte X)”

ENAMORADO.

Recostado sobre el capo del carro, con la mirada fija hacia el cielo y la luz de la luna reflejada en mis pupilas iluminando mis sueños.  Envuelto en el silencio de la noche dejo que mis pensamientos vuelen a través del infinito, hasta lograr que mi espíritu encuentre armonía con el universo.

Continue reading “ENAMORADO.”

LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte IX)

Alondra se acostó a dormir esa madrugada con una sonrisa en sus labios y gozo en su corazón.  La satisfacción que sentía por haber ganado el concurso de canto aceleraba sus pensamientos al recordar como el público le aplaudió con admiración y la ovaciono demostrándole respeto.  Alondra continuó despierta observando la luna a través de la ventana de la cabina del camión hasta que el cansancio la venció obligándola a quedarse profundamente dormida.

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte IX)”

A CORAZON ABIERTO

¿Alguna vez han tenido curiosidad por saber cómo se realiza una operación a corazón abierto?

Yo sí…  Como lo he expresado en otras oportunidades soy muy curioso.  Yo he leído que una operación a corazón abierto puede durar entre tres y seis horas, que es un procedimiento complicado de realizar pero que puede salvar muchas vidas y con la medicina moderna el riesgo de morir en una operación a corazón abierto es mínimo.  Mientras leía sobre la operación, puse mi mano derecha sobre mi pecho impresionado, ya que para poder realizar una operación directamente al centro del universo del cuerpo humano, EL CORAZON QUEDA TOTALMENTE EXPUESTO A LA VISTA DEL MEDICO.

Continue reading “A CORAZON ABIERTO”

LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte VIII)

En los días siguientes, Hilda compro un vestido de largos encajes y listones de colores para Alondra.  Toda la familia participo en los preparativos del viaje.  Para Alondra ese viaje familiar dejo de ser parte de su rutina de ferias por visitar.  Ella sentía una emoción muy fuerte latiendo dentro de su cuerpo cada vez que recordaba que participaría en un concurso de canto. 

Continue reading “LA ALONDRA DE ORIENTE. (Parte VIII)”

VOLVER AL PASADO

   Enero 02 del año 2021, son las 08:26 minutos de la noche, las lucecitas del árbol de navidad están apagadas, así como todas las luces que adornar el exterior de la casa.  Parado de frente al árbol navideño todavía no decido si presionar el botón que permite el paso de corriente por todas las instalaciones eléctricas, para que las luces resplandezcan y brillen eliminando la oscuridad de la sala.  Y así permitir que el espíritu de la navidad perdure hasta el próximo seis de enero, cuando en algunos países celebramos el día de reyes. 

Continue reading “VOLVER AL PASADO”

Blog at WordPress.com.

Up ↑