RENACER, SUPERANDO EL DOLOR.

food healthy garden agriculture
Photo by Magali Guimaru00e3es on Pexels.com

 A la edad de 7 años me gustaba correr en el patio trasero de la casa de mis padres, donde había muchos árboles de gran tamaño.  A mi padre le gustaba sembrar árboles frutales y cosechar hortalizas. Recuerdo perfectamente que al final del patio había un árbol de jocotes, uno de marañón, uno de guayabas y allí también estaba mi árbol preferido, el más alto e imponente árbol de mangos que mis ojos de niño disfrutaban observar; cuyas ramas albergaban algunas enredaderas de güisquil, de loroco y de pashte (luffa o estropajo).

SOMBRERON-04Una de mis actividades favoritas al atardecer cuando el sol cubría todo el ambiente de color rojizo y reflejaba llamas de fuego ardiendo en amarillo intenso sobre el suelo, era correr a la máxima velocidad que mi cuerpo me permitía hacerlo, hasta llegar al árbol de mangos donde haciendo un esfuerzo supremo saltaba lo más alto que podía para sujetarme de una de sus primeras ramas.  Luego trepaba de rama en rama hasta llegar a la cima del árbol, donde cruzando mis piernas me sujetaba con seguridad para no caer, mientras levantaba mis brazos hacia el cielo y entre gritos mesclados con silbidos vocalizaba un sonido extraño en todas direcciones. 

Un día alguien me dijo, “Eres un niño extraño” y luego pregunto, “¿Porque haces eso todas las tardes?”.

CORAZON-07Sonriendo mientras señalaba la parte más alta del árbol de mangos le respondí, “Porque cada tarde dejo de ser niño para convertirse en un Fénix que se fortalece cada vez que el sol se desvanece entre llamas de fuego y vuelvo a renacer para superar el terror que la noche anterior ha dejado en mi vida.  Así puedo superar al miedo que amenaza con atraparte en su oscuridad con la noche que se aproxima, para seguir viviendo…  mañana.” 

Al escuchar mi respuesta dijo, “Haces bien, porque muchas serán las ocasiones en que tendrás que superar a la oscuridad, mientras sientes que mueres de miedo y RENACER, dejando la tristeza o el dolor en el olvido.”  Luego levanto su mano derecha y utilizando su dedo índice, limpio las lagrimas que comenzaron a brotar lentamente de mis ojos.  Después coloco sus manos sobre mi cabeza, me bendijo y simplemente se desvaneció junto con la luz del sol.

La pandemia del covid-19 a dejado dolor, tristeza, quebranto y una cantidad de secuelas en la vida de muchas personas, pero el ser humano tiene la capacidad de sobreponerse a todas ellas.  Menos a la muerte, porque no podemos resucitarnos a nosotros mismos.  Así que, si estamos vivos podemos comenzar de nuevo y RENACER sobre los escombros ocasionados por esta pandemia, superando al dolor experimentado para seguir viviendo, por muy difícil que parezca.

Lo desconocido se acerca.  ¡A mis oídos llegan gritos y lamentos!

Cierro mis ojos, mientras con mis manos trato de bloquear los sonidos que me atormentan.

Siento que será imposible RENACER, porque muero lentamente calcinado por el dolor de tu ausencia.

Mis ojos son como manantiales que humedecen la máscara que oculta mis sentimientos, pero revelan a través de su luz mi vida entera. Y quisiera volverme como un niño para no cuestionar ¿El porqué de lo ocurrido? 

MASCARA-11Sintiéndome incapaz de contener el mal que en el aire vuela, trato de mantenerme a distancia de todo lo que me rodea.  Esforzándome para sobrevivir al grito de dolor que se aprisiona adentro de mi pecho y que amenaza con destruir todo lo que quiero, rompiéndome poco a poco por dentro.

¿Cómo puedo ser fuerte?  Para decir que RENACERE, soportando el dolor hasta superar la ausencia de sabor y olor, mientras la temperatura de mi cuerpo se eleva haciéndome sentir que me falta el oxígeno y que me ahogo en mis propias heridas.

Poniendo a prueba la poca Fe que me queda, me arrodillo para pedir clemencia.  Rogando para que la peste se desvanezca.  Pero contrario a lo que espero, la oscuridad llega y me toma entre sus brazos.  Sintiendo que me muero, se dispara una chispa de luz que aclara mi entendimiento.   Entonces descubro que sigo vivo y me acepto a mí mismo como sobreviviente, capaz de recomenzar a construir un mundo diferente.

Porque en mí, esta la semilla que puede crear VIDA…

IMG_4833Todos los seres vivos enfrentamos pruebas en esta vida.  Pruebas que nos hacen sentir dolor o tristeza.  Las personas que soportan el dolor se hacen fuertes y en muchas ocasiones aprenden a vivir con ese dolor pegado a sus cuerpos.  Pero las personas que aprenden a superar el dolor, sobreponiéndose a las heridas o sufrimiento que ese dolor les haya ocasionado, se elevan a si mismas a un nivel superior porque RENACEN cada día para seguir viviendo con valor, dejando lo ocurrido en el olvido, para recuperar la sonrisa en sus rostros.  

Así como una mujer renace a una nueva vida, sintiéndose llena de amor, valor y determinación, después de sufrir los dolores del parto cuando se convierte en madre por primera vez y olvida todo lo sufrido cuando sostiene a su bebe en sus brazos, llena de felicidad.  Así mismo la humanidad puede renacer acercándose al Dios del universo.

IMG_0320

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: