NADIE MUERE EN VISPERAS DE NAVIDAD

PASADO-02NADIE MUERE EN VISPERAS DE NAVIDAD!!!

Una frase que resuena en mi cerebro cada mes de diciembre y que tuvo mucho significado durante toda mi niñez cada vez que algún familiar o amigo se enfermaba.  Nadie muere en vísperas de navidad, me repetía mi madre, mientras me acariciaba el pelo cuando me veía preocupado por la salud de alguien.  Entonces mi Espíritu se alegraba, mi fe se fortalecía y la esperanza de que todo estaría bien renacía otra vez en mi corazón.

NAVIDAD-02El año 2021 dejo dolorosas e imborrables marcas llenas de tristeza en muchas familias que conozco.  Personas a las que quiero, con las que he compartido muchas experiencias, con las que he llorado sus tristezas, celebrado sus triunfos, compartido sus alegrías.  Y a pesar de que me aferraba a la frase “NADIE MUERE EN VISPERAS DE NAVIDAD”, muchas personas murieron en diciembre.

NAVIDAD-08Hubo ocasiones en que mi Fe se tambaleo, mientras mis ojos derramaban lágrimas en abundancia.  Pero la convicción de que todo tiene un propósito y el conocimiento de que la muerte es solo un paso hacia la vida eterna, me llenaban de fortaleza para encontrar las palabras adecuadas para brindar consuelo, haciendo a un lado mis penas.

El año 2021 también dejo muchos triunfos, satisfacciones, prosperidad económica y unión familiar en muchas personas que conozco y con las cuales también he tenido el privilegio de compartir y celebrar sus éxitos. 

NAVIDAD-01Lo cual me hizo notar que el año 2021 no ha sido diferente a otros años, porque mientras unas personas ríen otras lloran, mientras unas personas gozan otras sufren, mientras unas personas salen de paseo otras sufren en el hospital, mientras unas personas van al gimnasio otras sufren quebrantos de salud, mientras unas personas comen en restaurantes otras personas carecen de alimentos, mientras unas personas viven en la abundancia otras personas carecen de los recursos materiales mínimos para vivir su vida.

NAVIDAD-03Durante el mes de diciembre no he publicado.  Los capítulos nuevos de mis historias se han detenido.  Los videos, mensajes motivaciones se han estancado en los dispositivos electrónicos. El mes de diciembre fue como un remolino en el que se enredaron enfermedades, problemas económicos, cambio de trabajo, viajes inesperados, noticias tristes, proyectos interrumpidos, respuestas negativas, mientras en mi rostro se reflejaba una sonrisa que contrastaba con mis pensamientos repetitivos de que “TAL VEZ UN ULTIMO ESFUERZO NO VALGA LA PENA”, pero la frase “NADIE MUERE EN VISPERAS DE NAVIDAD”, permanece latente en mis sentidos, tomando un significado diferente.  Porque la muerte no es solamente física, también es espiritual cuando nos damos por vencidos y dejamos que nuestras actitudes negativas gobiernen nuestra existencia.

Y aunque no he escrito, sigo leyendo, escuchando, analizando todo lo que observo.  Durante el mes de diciembre me he topado en repetidas ocasiones con una pregunta realizada de diferentes maneras, pero que al final tiene el mismo contexto:

 ¿DE QUIEN ES LA CULPA?

NAVIDAD-05Darle respuesta a esa pregunta resulta un poco complicado, ya que no todas las personas están dispuestas a aceptar la respuesta que reciben.  Auto justificándose a sí mismas, negándose a reconocer que el único culpable de todo lo que nos pueda ocurrir somos nosotros mismos.  Ya que nadie tiene la culpa de las consecuencias que tengamos que afrontar por nuestras decisiones.

Las personas que viven en la abundancia no son culpables ni responsables por las personas que carecen de recursos económicos.  Las circunstancias que rodean a las personas autosuficientes son totalmente diferentes a las que no han podido salir de la pobreza.  Y tienen mucho que ver con el aprovechamiento de oportunidades, herencias, trabajo constante, sacrificios temporales por beneficios futuros, esfuerzo realizado, preparación académica. Forma de pensar, actuar y enfrentar las dificultades que las rodean. Así que, si queremos mejoras económicas, busquemos las oportunidades de progresar aprovechando al máximo los recursos que tenemos con inteligencia pidiendo sabiduría al Dios del cielo para que a través de su guía podamos superar los desafíos que nos impiden alcanzar nuestras metas.  

NAVIDAD-04Actualmente tenemos acceso a ver la vida de muchas personas que nos rodean a través de las redes sociales, pero si no se tiene la capacidad emocional de aceptar el éxito económico de otras personas, simplemente no hay que seguirlas en las redes sociales para evitar sentimientos adversos que puedan evitar enfocarnos en nuestras propias metas.

Las personas que tienen familias sólidas, felices y casi perfectas a la vista de otras personas, lo han logrado a través del amor, el perdón, la compasión y el servicio mutuo.  Respetándose y aceptándose individualmente como parte fundamental de sus familias.  Lo cual no significa que no hayan tenido problemas o desafíos. Si nos duele observar la felicidad de otras personas o nos sentimos heridos porque creemos que no hemos logrado alcanzar nuestras expectativas familiares, debemos analizar nuestras actitudes porque en muchas ocasiones nuestros pensamientos y deseos son totalmente diferentes a lo que hacemos, reflejamos o expresamos con nuestro lenguaje corporal.  Y cuando se trata de relaciones afectivas hay que ser preciso y claro con lo que decimos o hacemos para no herir sentimientos. Esforzarnos por dar amor, compasión y servicio a las personas que amamos enfocándonos en nuestras metas familiares en lugar de observar con demasiada atención a otras familias.   

NAVIDAD-06Así que antes de preguntarnos ¿De quién es la culpa? De lo que nos ocurre, lo mejor es analizar las decisiones que vamos a tomar las veces que sea necesario, hasta estar seguros de que lo que decidamos es lo correcto.  Porque una vez hayamos decidido hacer o decir algo por voluntad propia o influenciados por alguien más, tendremos que afrontar las consecuencias de esas decisiones sin buscar otros culpables, porque el cien por ciento de las ocasiones los únicos culpables somos nosotros mismos.

Y si alguien nos juzga por nuestros errores o nos dice que “UN ULTIMO ESFUERZO NO VALE LA PENA” o que “SOMOS BUENOS PARA NADA”, recordemos la frase “NADIE MUERE EN VISPERAS DE NAVIDAD” como un simbolismo de que somos HIJOS DE DIOS, para encontrar las fuerzas necesarias para seguir viviendo ya que no moriremos mientras sigamos creyendo en nosotros mismos.

NAVIDAD-09

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: