ESPERANZA.

Esta definición de esperanza me gusto:  Es la expectativa confiada y el anhelo de recibir las bendiciones que se han prometido a los justos.  En las escrituras se habla con frecuencia de la esperanza como la espera anhelosa de la vida eterna por medio de la fe en Jesucristo.

Hoy miré hacia el cielo… Y sentí que el viento que jugueteaba con mi pelo ¡Era tan frio como el hielo!

Con mi mirada fija en el infinito ¡Estaba buscando consuelo!  Muchos días han pasado, desde que tú te fuiste y aunque sé que verte regresar es imposible, llevo dentro de mi tu recuerdo.

¡De pronto!  Algo capto mi atención; ya que brillaba de una forma tan extraña.  Porque su resplandor, era semejante a los rayos del sol.

Un tenue murmullo, navegaba sobre el viento y penetro a través de todos mis sentidos ¡Hasta llegar a mi corazón!  Y es tan difícil de describir lo que sentí, que no sé por dónde empezar; aunque basta decir ¡Que me dolió!

 

Sin entender…  El, ¿por qué?…   Mantuve mi vista fija hacia el cielo tratando de adivinar ¿Cuál era?  El objeto que brillaba en la inmensidad.

¡Cuando de repente!  Pude percibir la silueta de un ser que volaba alto, de regreso al Hogar Celestial. 

¡No supe cómo definir mis sentimientos!  Porque había tristeza en mi corazón, pero mis pensamientos volaban libremente al viento ¡Con frenesí!  Y llenos de emoción; tratando de llegar hasta donde tu estabas caminando sobre nubes, para que aun sin decir nada pudieras escuchar mi voz.

¡De pronto!  Las nubes se movieron y llenaron mis ojos de confusión.  Tan grande fue mi asombro que perplejo quede por unos segundos ¡Sin respiración!

¡Las puertas del cielo se abrieron!  Allí, familiares y amigos sonrientes extendían los brazos para recibirte.  Mostrándote el camino a seguir, donde ángeles cantaban alabanzas al Dios del universo.  No comprendí lo que cantaban, pero su cantar lleno de paz mi agitado corazón, disipando toda confusión en mi mente.

¡Que visión tan sublime!  ¡Y que felicidad!  Me da el poder repetir y gritar a los cuatro vientos ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? al poder contemplar todas las almas que caminaban de regreso hacia su Creador.

Entonces ¡Lo que fueron Lagrimas de dolor y tristeza!  Que minutos antes caían de mis ojos al suelo ¡Fueron cambiadas a lágrimas de alegría!  Que comenzaron a subir hacia el cielo, formando nubes blancas de cálido roció.  Ahora ¡Había gozo en mi corazón!  Al ver como padres hijos y hermanos se fundían en un abrazo eterno, libres de pena y llanto ¡Para vivir una verdad eterna!  Ya que todos juntos algún día ¡A través de la expiación!  Disfrutaremos del paraíso en el milenio, porque sé que:  Con Jesucristo ¡La gloria se puede alcanzar!

 

 

 

 

 

Fotografías realizadas en Holy Land Experience (Orlando, Florida)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: