ESPUMA DEL MAR

seashore under white and blue sky during sunset

La primera vez que mis ojos vieron la inmensidad del mar, mi corazón casi exploto literalmente dentro de mi pecho.  No recuerdo la edad que tenía, pero ya había escuchado muchas historias fantásticas acerca de los monstruos marinos que viven en el fondo del mar.  Cuentos de hermosas sirenas que con sus encantos atacaban a los tripulantes de los barcos que se adentraban en sus aguas. La historia de la ballena blanca gigante.  Aventuras de piratas en busca de tesoros y muchas historias de amor a la orilla de la playa.

sea water forming seafoams

Recuerdo que sentí miedo cuando comencé a caminar hacia el agua, el ruido y tamaño de las olas me intimidaron.  Sin embargo, me acerque lo suficiente para poder sentir lo fría que estaba el agua mientras experimentaba la indescriptible sensación de sentir la espuma del mar cubriendo mis pies.  Yo sostenía una cubeta de plástico e inmediatamente comencé a atrapar la espuma del mar con mis manos para luego colocarla adentro de la cubeta.  En mi mente de niño creía que estaba recuperando el cuerpo de alguna sirena que había muerto de amor.  Después abrí un agujero en la arena para enterrar la espuma que ya se había convertido en agua.

En ese entonces siendo muy pequeño, yo participaba en un programa radial cristiano en mi pueblo.  Donde tenía una participación estelar en cada programa para declamar un poema.  En esa estación de radio acostumbraban a transmitir un cuento infantil temprano en la mañana.  Había un cuento en especial que a mí me había cautivado.  Así que, en una ocasión aproveche para que uno de los técnicos me grabara el cuento para poder escucharlo en mi casa.  Ese cuento me gustaba tanto que lo escuche repetidas veces.

blue and white abstract painting

Ahora sé que se trataba de una de las primeras versiones de “La Sirenita”.  En el cuento la sirena deja su hogar en las profundidades del mar porque se enamora de un humano que no la puede amar.  Entonces llena de dolor y con el corazón destrozado regresa al mar para encontrarse con su familia donde muere de amor y se convierte en espuma del mar.  La sirena canta mientras agoniza, “Hoy quiero cantar para mi único amor y luego volver a mi hogar, para ser espuma del mar”.  Yo siempre lloraba al escuchar el final del cuento.

En mi libro “SOY UN COPIADOR”, coloque muchos de los sentimientos que el mar me inspira en el primer capítulo.  La sensación de sumergirme en las aguas cristalinas de las apacibles playas de punta de Manabique en Guatemala, contemplando los peces de colores que se acercan a la orilla de un pequeño muelle; que en mi libro se convirtió en un abrupto despertar a un mundo real donde no sabes quién eres.

aerial photography of seashore

De las aguas del mar se extrae la sal con la cual se le da sabor a casi todos los alimentos que consumimos.  La sal es como un reflejo de la espuma del mar.  Que al ser cristalizada se mueve alrededor del mundo para darle sabor a la existencia de innumerables especies de seres vivos.  También es utilizada en una variedad de medicamentos. En algunas culturas es utilizada como medio de purificación, protección o erradicación de consecuencias por errores cometidos.

En muchas películas y libros la utilizan como arma mortal en contra del mal, espíritus inmundos o hechizos realizados.  Se dice también que cuando una persona sufre por amor, el dolor que siente se hace tangible a través de las lágrimas saladas o amargas que brotan por sus ojos en forma de llanto.

El amor es inconmensurable y a veces doloroso.  A través de la historia se han descrito muchas tragedias o finales felices en nombre del amor.  Se dice que la línea que divide el amor del odio es extremadamente delgada y que se puede romper con facilidad, cuando no existen límites establecidos por la cordura, sensatez, honestidad, moralidad o pureza para amar en el inmenso mar de la vida.

man plowing salt

Los sentimientos humanos son tan distintos, con variación de intensidad si los queremos medir o comparar entre personas.  Ya que cada individuo piensa, actúa o reacciona de una manera particular, que lo hace ser diferente a todos los demás. Y es en esas diferencias que individualmente tenemos donde radica el sabor que le damos a nuestra vida.

El Maestro de maestros dijo, “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal perdiere su sabor, ¿Con que será salada?”.  Muchas veces cuando degustamos la comida, expresamos lo deliciosa que esta, disfrutando el sabor que tiene y posiblemente se comenten los condimentos que se utilizaron en su elaboración dejando pasar por inadvertido el toque mágico que balancea todos los sabores y que se logra a veces con tan solo agregar una pizca de SAL.

photo of salt on white surface

Nosotros mismos somos como esa pizca de sal que balancea la vida de muchas personas a nuestro alrededor, aunque algunas veces esa pizca de sal pasa desapercibida y no se nota su presencia hasta que se encuentra ausente.  Cada uno de nosotros que existimos en el universo de la vida, somos únicos e irremplazables con virtudes e imperfecciones, pero con un Espíritu puro que conoce la verdad de todas las cosas, por eso es importante que aprendamos a gobernarnos a nosotros mismos, para dejar que sea nuestro propio espíritu el guie nuestros pasos a través del camino de la vida.

person seasoning green beans with salt

Si en alguna ocasión en que nos encontremos pasando por momentos difíciles, con sentimientos adversos de tristeza, depresión o pensamientos erróneos que nos puedan hacer pensar que no somos valiosos para nadie.  Recordemos que somos la sal que le da sabor al mundo que nos rodea, seres especiales de valor inconmensurable con la capacidad de amar, reflexionar y corregir los errores que hayamos cometido.  Porque existimos para ser felices. El amor existe para que aprendamos a encontrar gozo en todo lo que realicemos.  No para morir de amor, tampoco para convertirnos en espuma del mar que se desvanece con el viento, sino que para reconocer que somos la concentración misma de la sal que le da sabor a nuestra vida.  Esforcémonos por ser felices con nosotros mismos para poder vivir eternamente en el corazón de todos los que nos aman con la fuerza e inmensidad de las aguas del mar. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: