SOÑANDO CON UN CUENTO DE HADAS.

Desde niño he sentido una atracción muy fuerte hacia los unicornios y siempre creí que cuando creciera seria dueño de un hermoso unicornio blanco que me llevaría en su lomo volando por el cielo.  Cuando crecí pude comprender la realidad, para aceptar que los unicornios solo viven en los cuentos mitológicos y que su especial belleza se puede apreciar únicamente en cada uno de los cuadros donde los pintan con las alas abiertas.  Cuando comencé a trabajar en Spirit Horse at Windermere Equestrian Center aprendí al conversar con las personas que dan las terapias a los niños, a sentir más confianza en mí mismo, aprendí a confiar más en las personas, aprendí nuevamente a valorar mas todo lo que hago por mí mismo y por los demás. En mi lugar de trabajo no existen unicornios que te llevan sobre su lomo volando en el cielo, pero si hay caballos que cuando saltan parece que vuelan sin tener alas.  También descubrí que cada caballo tiene un unicornio invisible, escondido y con el poder de trasformar casi mágicamente la vida de los seres humanos que cabalgan sobre ellos; estimulándoles con su movimiento rítmico los músculos y la fluidez cerebral.

 

Miedo, sorpresa, desconcierto, ansiedad son muchas emociones juntas.   Mescladas en el interior de un pequeño corazón, que con una sonrisa tímida en su rostro trata de mostrar una alegría indefinida.  Pero con muchas ilusiones destellando en el brillo de sus ojos, esperando pacientemente por la oportunidad de enfrentar y domar a la bestia que se acerca lentamente hacia ella.

Sus manos comienzan a sudar. Entonces, busca rápidamente sujetarse de la mano de su madre, que esta de pie fuerte y valiente apoyándola a su lado.  Luego la pequeña cierra los ojos asustada, cuando queda impresionada por el tamaño de la bestia que agacha la cabeza y curiosa olfatea sobre el rostro de la pequeña.

  • Pensamientos confusos entran en su mente y se pregunta ¿Esta bestia ira a comerme? ¿Me arrancara la nariz? o ¿Me pateara fuera de aquí? –

Por la impresión recibida pequeñas lagrimas corren por su mejilla, al mismo tiempo que siente un beso extraño, húmedo, y una piel extremadamente suave que no sabe si le raspa o le da cosquillas. Sobreponiéndose al desconcierto, lentamente la pequeña abre sus ojos y ve el sol destellante a través de los grandes ojos de la bestia que pareciera decirle: ¡No temas! ¡Mírame! Soy una bestia, grande, fuerte, pero puedo ser también ¡Una amiga!  Que borre tu tristeza o puedo ser esa amiga que tú necesitas para cambiar tu vida.

En ese momento en el que no hay intercambio de palabras, donde solo el silencio permite la comunicación de pensamientos entre niña y bestia; surge el primer contacto, cuando ella levanta su mano para acariciar la melena de la bestia.  Es allí, cuando sorpresivamente ocurre una extraña conexión llamada AMOR entre dos seres que dejan de ser niña y bestia; para dejar salir los sueños donde ella es una amazona que comienza a descubrir el unicornio que lleva dentro de sí, ¡Su yegua!

Esta experiencia ocurre frecuentemente en Spirit Horse at Windermere Equestrian Center, donde llegan niños y adultos con deseos de superación, deseos de no dejarse vencer por las circunstancias que afrontaran en su vida y que son diferentes en cada uno de nosotros. También aprenden que todos tenemos la capacidad de superar nuestras pruebas por muy diferentes que sean.

En Spirit Horse at Windermere Equestrian Center aprenden que son capaces de sorprenderse a sí mismos y a los demás porque, aunque sean lentos para responder a las preguntas ya que se distraen con facilidad, o porque piensan que son diferentes a los demás seres humanos no deben darse por vencidos; descubren que simplemente su aprendizaje es un poco más lento porque todos los seres humanos aprendemos de diferente manera.

Aprenden que tienen la capacidad de superar y vencer obstáculos; además todos los niños y adultos que vienen descubren que los sueños de hadas no se encuentran tirados a la vuelta de la esquina porque se construyen día a día con valor y sabiduría.

En Spirit Horse at Windermere Equestrian Center no se evade la realidad de cada niño o adulto; aquí se les ayuda a enfrentar su realidad y con paciencia y amor en cada terapia esa realidad se va transformando paso a paso en UN CUENTO DE HADAS.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: