LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte VI)

A partir de entonces la actitud de mis hijas cambio totalmente, casi siempre estaban de mal humor, con rebeldía comenzaron a contestarme mal cada vez que trataba de corregirlas, rechazaban la comida y se quejaban por todo.  El comportamiento de ellas hacia mi novia se volvió despectivo e irrespetuoso. Cuando se portaban mal corrían a esconderse a sus cuartos y si yo las seguía mi pequeña traviesa se interponía desafiante bloqueándome el paso, parándose en medio del pasillo. 

Continue reading “LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte VI)”

LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte V):

El final de la“ Niña De Mis Ojos” será la próxima semana y hoy les presento el quinto capítulo espero les guste. 

Los días siguientes fueron de mucha tranquilidad, el ambiente de la casa estaba lleno de alegría todo el día, pero con una gran diferencia, porque desde que saque el cuadro del ático y lo coloque en mi cuarto, ella comenzó a caminar libremente por toda la casa sin importar si era de día o de noche. Cuando mis hijas hacían sus tareas escolares en la sala (sentadas en el suelo) Ella también estaba allí a un lado de la mesa del centro, observando como mis hijas escribían o dibujaban en sus cuadernos. Cuando nos reuníamos para compartir lo que nosotros llamamos “Una Noche De Hogar” ella se sentaba en el sillón más pequeño en una esquinita y sonreía mientras nos veía jugar.

Continue reading “LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte V):”

LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte IV)

 

(La niña de mis ojos es de cuatro capítulos, pero para que los capítulos no fueran muy largos la dividí en seis partes.  Así que hoy no es el final y ahora acompáñenme a leer y sentir la emoción de la cuarta parte.)

En mi sueño parecía que estaba flotando en medio de la oscuridad.  Sin saber exactamente dónde estaba, comencé a moverme cruzando paredes hasta que llegue a una calle desconocida donde mi cuerpo se mesclaba con el viento que movía las hojas de los árboles, la sensación era fascinante porque estaba flotando sobre la superficie de un suelo cubierto de piedras y de repente ella sujeto mi mano, sus ojos negros eran grandes y redondos, su piel blanca con una boca pequeña que parecía cereza, su nariz respingada pero perfectamente acoplada a las formas de su rostro y su pelo una mescla de castaño y rubio.

Continue reading “LA NIÑA DE MIS OJOS (Parte IV)”

Blog at WordPress.com.

Up ↑