UN PAIS LLAMADO LIBERTAD

Escribí esto hace algún tiempo atrás.  Lo público de nuevo, porque algunas personas me lo han pedido.  Pero quiero agregar; que ser emigrante legal o ilegal en muchas ocasiones es sinónimo de rechazo.  Si me piden que escriba al respecto solo puedo decir que es un tema muy amplio.  Que Las leyes se han escrito para beneficio de todos los ciudadanos de cada país y que por ende debemos respetar y regirnos por las leyes del país donde vivimos.  Pero no nos corresponde a nosotros el juzgar la legalidad o ilegalidad de nadie; porque cada uno tiene sus propias razones y particulares motivos para decidir dónde quiere vivir.

Anoche mientras veía el cielo cubrirse de luces de colores con los ojos cubiertos de llanto y la mente llena de recuerdos elevaba una plegaria al Dios del universo porque algún día yo también pueda celebrar mi libertad.

Porque vivo prisionero en este maravilloso país, una gran nación que pregona justicia, igualdad y libertad pero que me ata con gruesas cadenas forjadas por eslabones de humillación a causa de la discriminación racial por mi origen cuyo peso me doblega a callar la explotación laboral que forman la puerta de mi prisión obligándome a trabajar largas jornadas que comienzan al amanecer y terminan cuando no puedo ver más que el sufrimiento de no ser igual a los demás porque me dicen que soy extranjero ilegal; y trato de ver más allá buscando una esperanza porque soy un hijo de Dios, pero me topo con gruesas y largas paredes que me hacen retroceder por el miedo a perder; porque sí reclamó lo miserable de mi salario y lo duro de mi jornada me dicen que no tengo derecho a nada pero yo sé que eso no es verdad, porque trabajó duro, porque ayudo al engrandecimiento económico y social de esta nación, porque creó que las leyes que conforman este país fueron inspiradas en la verdad y sin embargo tengo que soportar que me persigan y me traten como animal porque soy ilegal pero yo también tengo familia por quién luchar y sé que hay miles más que como yo tuvimos que dejar padres, hermanos, hijos, esposos y la tierra que nos vio nacer y se el dolor que causa la despedida porque cuando dijimos adiós lo hicimos con el corazón amordazado por el dolor y los sentimientos destrozados caminando hacia adelante con paso firme y sin voltear hacia atrás para no llorar, yo como miles más buscamos un ideal y hemos luchado arriesgando nuestras vidas por realizar un sueño que nos ha convertido en extranjeros sin derecho ante los ojos de los hombres porque a los ojos de Dios todos somos iguales y mientras en la calle hay fiesta, gritos y felicidad yo anhelo que alguien me quiera escuchar y suplico y apelo por justicia a Dios y a los gobernantes de este hermoso lugar, PAREN LA ESCLAVITUD MODERNA , porque por derecho natural y humano quiero vivir libre y así un día yo también pueda celebrar mientras hoy vivo mi calvario en la esclavitud porque sigo siendo prisionero en esta gran nación llamada LIBERTAD.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: